viernes, 23 de noviembre de 2012

Anselmo Grau - "Memorias de un auténtico creador"


Nació en Montevideo el 4 de diciembre de 1930. De chico hacía guitarras con una latita de aceite, un palito y un piolín. A los once años ya trabajaba en una herrería y pagaba el alquiler de la casa. El primer dúo que formó Grau se llamaba Los Baqueanos. Con el cuarteto Los Chasques interpretó canciones de Los Fronterizos, Los Chalchaleros, Atahualpa Yupanqui y Eduardo Falú. En 1959 debutó como solista en la fonoplatea de El Espectador. Cuando un contrato de dos meses lo llevó de gira por Chile, se percató de que la música que interpretaba no representaba a su país. Quiso entonces cambiar el rumbo y explorar el patrimonio folclórico uruguayo.








El añejo - gato - ANSELMO GRAU
(A. Grau)
Disco: "Entonces sabrás" - Sello ORFEO (Uruguay) - 1969










Por la música de la Banda Oriental

Anselmo Grau reúne las características de varios de los solistas de la generación del sesenta: buen intérprete de guitarra (nuevamente aparece Atilio Rapat como maestro del instrumento), cantor sin grandilocuencia (que hace sus primeras incursiones en la fonoplatea de la radio El Espectador), escritor de poemas y cuentos además de canciones, interesado en el aprendizaje y la investigación dentro del terreno de las tradiciones folclóricas (nuevamente aparece Lauro Ayestarán como consultor y referencia), y un buscador consciente de elementos musicales con los cuales desarrollar un camino musical «a la uruguaya».
Uno de los retos que enfrentó su generación fue el de evitar la mera repetición del folclorismo argentino —a pesar de la admiración manifestada hacia músicos como Atahualpa Yupanqui — , que llegaba masivamente promovido por las transnacionales del disco. En 1959, el mismo año en que Rubén Lena descubría en una estadía en Venezuela que los uruguayos tenían escaso repertorio propio para cantar, a Anselmo Grau le ocurría los mismo durante un viaje a Chile. Los títulos de varias grabaciones de la época testimonian esta búsqueda: Poetas nativistas orientales (Amalia de la Vega), Poemas y canciones orientales (Osiris
Rodríguez Castillos), Folclore oriental (Anslemo Grau), Hombres de nuestra tierra, ciclo de canciones uruguayas (Daniel Viglietti), etcétera.
 

Esta preocupación por difundir «lo uruguayo» lo lleva a visitar escuelas y liceos, conducir programas radiales y estar al frente de programas televisivos. El estudio se llenaba con invitados y concursantes de todas las edades, mientras los fabricantes de guitarras se esmeraban en aumentar su producción. 

 *Anselmo durante la grabación de uno 
de sus programas de televisión en 1965.
El gran poder de la televisión y casi diez años de vigencia de los programas a su cargo amplificaron no sólo la difusión de su música sino también el paciente trabajo pedagógico que se había propuesto. Grau le insistía a los participantes, mensaje que obviamente se trasladaba a los televidentes, sobre la importancia de no usar tanto bombo legüero y armar menos grupos que clonaban a Chalchaleros y Fronterizos, al mismo tiempo que motivaba a conocer sobre formas musicales uruguayas e intérpretes locales. Con personalidad cálida y seductora, elementos que se trasladaban a su música, condujo estos programas pioneros en la promoción de un perfil musical propio.
A la vez, atento a lo que ocurría en su entorno, interactuaba con sus colegas grabando y difundiendo el repertorio de Osiris Rodríguez Castillo entre otros.

 Aun sin cultivar exclusivamente la temática del litoral, sus litoraleñas «Río Uruguay» («Puñal de plata que entró.») y «Esperanza cañera» («Correntina, te voy a buscar.») marcaron hitos de popularidad y calidad musical. En sus primeras grabaciones volvemos a encontrar nombres como los de Mario Núñez, Nelson Olivera, Ciro Pérez, Hilario Pérez, Julio Cobelli y Gualberto López, destacados guitarristas que, en algunos casos, habían acompañado a Amalia de la Vega y que simultáneamente empezaban a hacerlo con Alfredo Zitarrosa.

Esperanza cañera, tema de Anselmo Grau que grabaran Los Fronterizos en 1967 en el disco "Mundialmente" editado por  el sello PHILIPS.


                                                                   


Sello CLAVE  (Uruguay) 1969

Milonga de un gaucho pobre - ANSELMO GRAU
(A. Grau)
Disco: Folklore Oriental - Sello CLAVE - 1969
 

En 1975 llega el exilio por asfixia económica y presión política. Y, tras una década sobrellevando el peso del desarraigo y las dificultades para componer, retorna a un país que ya no lo reconocía por la calle. La mayoría de las cintas originales de sus grabaciones se habían perdido o habían sido destruidas por las propias compañías discográficas, atemorizadas por la dictadura. Igual continúa su tarea docente con alumnos particulares y en programas de radio.
Un texto de su amigo Francisco «Paco» Espínola, incluido en la contracarátula de uno de sus discos, lo describe exactamente: «Anselmo Grau [...], como los pájaros canoros nuestros, que apenas si por contraste se evidencian entre el botánico esplendor es, a la vez, modesto y hondamente sugeridor de lo que esencialmente somos».




El disco que en 1998 editó por Ayuí — Canta el Uruguay. Una antología— reúne canciones incluidas en los discos Con todo mi sentir, Inocencio Otroyó, Folclore oriental y Entonces sabrás.
Anselmo Grau murió el 13 de octubre de 2001.



*Fuente: ALMANAQUE BSE (Banco de Seguros del estado)
Fotografía 1965: Inés Bortagaray
Selección y notas: Rubén Olivera






Entonces sabrás - sobrepaso - ANSELMO GRAU
(A. Grau)
Disco: "Entonces sabrás"- Sello ORFEO (Uruguay) 1969
y ODEON (Argentina) 1969.

1 comentario:

  1. Los invito a escuchar mas de su musica en https://soundcloud.com/anselmo-grau

    Que la disfruten y felicitaciones por la pagina.

    Un abrazo,

    Gerardo

    ResponderEliminar