jueves, 30 de agosto de 2012

Mario Fernández - "El Costero"


Mario Fernández, cantor de las cosas de su gente. *



Durante muchos años, el sanducero Mario Fernández se ha dedicado a difundir la música popular folclórica a través de su canto y su gui­tarra. Fue integrante de "Los Costeros", dúo que durante mucho tiempo actuó junto a Aníbal Sampayo y con el que recorrió innumerables escenarios, y ha dedicado su vida entera al canto y la guitarra. Un sábado por la tarde, Mario y su esposa nos recibieron en su hogar para recordar su historia como cantor, una historia de escenarios y canciones desparramadas por campos y ciudades.


*Por Eduardo Lemes.

Comenzamos viendo filmaciones de las actuaciones, fotos, recortes de diario y otros testimonios. Después de algunos mates y varios temas conversados informalmente, comenzamos la entrevista:

La pregunta obvia: ¿Cuánto hace que andas con la guitarra y el canto? Fernández hizo una pausa, como hurgando en la memoria, y recordó los primeros contac­tos con la música y el canto, siendo niño.
“Era tan chico... Era el guitarrista de los hermanos". Los seis hermanos cantaban. Salían a dar serenatas. "Siempre cuento que en la parte artística, el genio de los Fernández es Sergio, el que es maestro", dijo. Ese hermano fue quien le fabricó su primer instrumento, "con un pedazo de palo de escoba y una lata de aceite de dos litros. Le pusimos una cuarta cuerda de guitarra y yo era el guitarrista. Hacía chac, chac... Era un vals". Después tara­rea parte de la letra, que todavía recuerda.

“Ese era el repertorio nuestro en aquella época". Desde entonces, siempre ha llevado la música consigo. Aprendió a tocar la guitarra junto a un grupo de amigos: "Eran el gordo Daniel Graniero, Carlitos Blanco Fadol, el brasilero Alfredo Ferraris... Graniero me enseñó unos tonitos y los primeros rasguidos. Ensayábamos, y así aprendí, a los tumbos". Con aquel gru­po cantaba canciones de Los Fronterizos, Los Chalchaleros, Los Tucu Tucu, conjun­tos folclóricos argentinos "que eran los ídolos en aquella época”. “De esa corriente mamamos nosotros". También rememoró que junto a sus hermanos cantó "en un concurso en la radio CW35"





En esa época conoció "a los hermanos Di Santo, que tenían el conjunto Los Tupamaros, que yo integré", y a Ariel Cora Álvarez, que más tarde se destacaría como vocalista de Los Linces. "Tenía un conjunto en calle Soriano, en la casa de los padres. Se llamaba 'Las Voces del Sur', y canté un tiempo con ellos".

"Los Costeros"

En 1963 se integró a "Los Costeros", que por entonces era un trío integrado por "Tito" Severgnini, Ernesto Caraballo y Pablo López. "Creo que fue en la escuela 'Padre Lamas', en un lugar de esos. Estábamos cantando y López tenía que irse a trabajar a Paycueros. Me invitaron a integrar el trío y quedamos Severgnini, Caraballo y yo". Un año después Severgnini se fue a estudiar a Montevideo y Caraballo y Mario siguieron como dúo, desarrollando una carrera propia y siendo parte fundamental de la de Sampayo, con quien grababan y salían de gira. Desde niño había oído hablar "de ese Sampayo que tocaba el arpa y que iba a las escuelas... Fue él quien bautizó a 'Los Costeros' con ese nombre".
La carrera del dúo se dio en una época muy especial para el país. "Yo creo que demasiado especial", afirmó Mario, y no se refería solamente a los acontecimientos políticos. También eran tiempos en los que "se cantaba por la camiseta, como se jugaba al fútbol. Se cantaba por amor, por amistad. No había tanto egoísmo".

























  El teatro de pie.


Los lugares y escenarios en los que cantaron son innumerables. Llegaron a presentarse en el escenario del Festival de Cosquín, en Córdoba, Argentina, que por aquellos años había desatado un auge del folklore. Otro recuerdo es el del festival "Río de Los Pájaros", que se hizo en Buenos Aires, Montevideo, Tandil y Concordia. Actuaban Sampayo, "Los Costeros", Luis Landriscina, Raúl Barboza, Antonio Tarragó Ros y Jorge Cafrune. Un recuerdo inolvidable para Fernández es el de una actuación en un teatro de Tandil. "Actuaba primero Raulito Barboza, después una cantante llamada Raquel Marino, después "hacia un cuento Landriscina, tocaba una canción Aníbal, con el arpa, y cantábamos "Nosotros". En la segunda parte, "estabamos sentados allí, y Landriscina hacía cuentos e iba presentando a los diferentes números. Por allá dijo: 'A ver Sampayo toque el arpa', y agregó: 'Anda con unos gurises, Los Costeros'". Ese día, el dúo presentó una versión de la chamarrita "Chiquillada", de José Carbajal "El Sabalero", que luego lograría gran popularidad y conocería innumerables versiones, pero que entonces "todavía no se conocía en ningún lado. Le hicimos un arreglo de contracantos, que se me había ocurrido. ¡La gente empezó a aplaudir y se empezó a poner todo el teatro de pie! Y eso que estaban Raúl Barboza, Landriscina, Aníbal... Fue tremendo, una cosa que me quedó para toda la vida. ¡Se paró el teatro entero a aplaudirnos! Son satisfacciones que a uno le quedan".


Kichororó - Aníbal Sampayo y Los Costeros
(A. Sampayo)

Disco: Río de los Pájaros 1968 - Microfón- 




En 1972 Aníbal Sampayo fue encarcelado por su pertenencia al MLN Tupamaros. Con muchas dificultades, el dúo siguió hasta 1974. La última actuación fue en un espectáculo que presentaron ellos solos en la sala de Cine Club, que José María Brunini tituló "Así cantan Los Costeros". De allí surgió un disco doble, que entre otros temas tenía "Paloma blanca", de Tabaré Etcheverry.
Pero las cosas se habían puesto realmente difíciles para muchos cantores y músicos, que debieron partir hacia otras tierras. El dúo sanducero no fue la excepción. "A los discos los rompieron todos, no había más contratos, ni televisión, ni radio... Yo me fui a la Argentina y Ernesto a España. Se radicó en Alicante, donde vive hasta ahora".
Volvieron a cantar juntos 32 años des­pués, en una reunión que compartieron pocas semanas antes del fallecimiento de Sampayo. Fue en la residencia donde éste estaba internado y entre los presentes se contaban también José María Brunini y Ornar Romano. Caraballo y Fernández quien, aún con los síntomas del mal de Alzheimer muy avanzados, cantó algunas notas junto a sus antiguos compañeros. Esos momentos, que para Mario fueron "una despedida", quedaron documentados en una filmación. "Cantamos juntos, los tres. Aníbal cantaba con nosotros. Medio balbuceando, cantaba un poco".



Señor Presidente - Anibal Sampayo y Los Costeros
(A. Sampayo)
Disco: Hacia La Aurora 1971 "Mallarini"




 Cambian los tiempos.

Durante la dictadura Fernández se trasladó a Rosario, Santa Fé, Argentina, donde siguió cantando en cuanto escenario se le presentó. ("Yo siempre canté", diría varias veces a lo largo de nuestro diálogo). En 1985, cuando el país vivía su primavera democrática, los vientos de la libertad propiciaron el retorno de muchos artistas que habían partido al exilio. Entre ellos Sampayo, que desde 1980 vivía en Suecia. Al retornar, primero a la Argentina, convocó a Mario Fernández para actuar junto a él y al grupo que por entonces lo acompañaba, "Maíz". Lo integraban varios jóvenes instrumentistas, de formación académica. Para ensayar, Mario viajaba en tren desde Rosario a Buenos Aires. El mejor testimonio de esa época es el disco "Patria", una de las obras cumbres de Sampayo, donde Fernández hace la primera voz. Así comenzó otro ciclo de varios años de actuaciones junto al cantautor sanducero.
En 1988 hubo un intento de reflotar "Los Costeros", esta vez junto a Rubén Venturino. Pero el intento no prosperó. "Intenté hacer el dúo con varios, pero no pudo ser. Si no era por una cosa, era por otra", señaló. "Con Venturino nos presentamos en Rampla, estaba presente Aníbal e íbamos a grabar juntos el cásete  “Con todo el Litoral'. Un par de meses antes el proyecto fracasó". Cree que hoy en día "tener un compañero para cantar es muy difícil, por el trabajo, por el mismo sistema de vida que estamos pasando".
"Con todo el litoral" finalmente fue grabado por Sampayo, Mario y Luis Alberto Vidiella, con la participación de algún músico más en un par de canciones. Por esos años estos músicos se presentaron en práticamente todos los grandes festivales del país, recorriendo también escenarios de Argentina y Brasil.



Canoero del reencuentro (A. Sampayo) - 
Anibal Sampayo y Mario Fernández - Década del '80 



  ¿Dónde tocar?


Hoy en día Fernández no encuentra espacios en Paysandú para mostrar su arte. "No hay donde tocar", sentencia. "Se puede intentar ir a hacer unos pesos en el boliche", Sin embargo tiene proyectos en mente. Hace unos años, en Piriápolis, estuvo cantando a dúo "con un muchacho que se llama Alejandro Reyes. Me contactó  hace poquito y algo vamos a hacer. Vamos a ver si juntamos un poco de material de esas grabaciones viejas, y algo nuevo también, y hacemos alguna recorrida por Entre Ríos y por Santa Fé. Cuando esté más cerca el verano vamos a hacer eso".

Aunque no Integró el grupo organizador, en la reciente Semana de Aníbal Sampayo fue a cantar a las escuelas 2 y 33  y Padre Lamas" y a los Liceos 1, 5 y 6. Pero aclara, es algo que hace todo el año, cada vez que se lo piden, generalmente en fechas puntuales.

La otra vez yo le decía al señor intendente que la gente que está a cargo de la cultura debería recordar que todavía estoy vivo y que tengo derecho también a ganarme un peso', reflexionó ya al final de la charla. "Y no solamente yo, Mario Fernández, sino también tanto Juan González que anda por ahí, ¿no es cierto? Toda una vida recitando, haciendo teatro, haciendo música, haciendo tantas cosas... cantando a dúo, solo, en conjuntos, y sin tener oportunidad de ganarse un peso. Yo, con 45 años que tengo de guitarra y canto no me puedo jubilar, no tengo acceso a ningún beneficio del gobierno, ni de institución ninguna. Digo estas cosas con documentos en la mano, y con la frente alta: tengo derecho, como cualquier otro, a ganarme la vida. Estoy tratando de sobrevivir como puedo, pero nadie aparece por acá. Un mate caliente siempre hay".


Discografía.

 
En su etapa como trío "Los Costeros" grabaron un disco doble (de los que traían dos temas en cada cara), y tuvieron breves participaciones en el segundo y el tercer long-play de Sampa­yo. Como dúo, ya con Fernández como integrante, en 1967 grabaron tres canciones en un (LP) junto a Sampayo. En 1971 grabaron el LP "Hacia la aurora", y en 1972, en Buenos Aires, "Río de los Pájaros". A estos se suma el disco doble "Así cantan Los Costeros" que se menciona en el cuerpo de la nota, y una grabación realizada en vivo y en directo durante un acto político de 1971, que sobrevivió milagrosamente a todo tipo de avatares. Se trata de "Orientales al frente", obra integral que contiene canciones de Sampayo que no están en ningún otro disco.

Posteriormente, siempre junto a Sampayo, Fernández grabó en el disco "Patria" (1985) y en el cásete "Con todo el litoral" (1988). Más cerca en el tiempo también grabó un disco en Estados Unidos, donde viven sus hijos Luis y Enrique. Aprovechando que Enrique se había hecho conocer como músico en la región, padre e hijos actuaron para los uruguayos residentes en Lancaster, Pennsylvania, y grabaron el disco "Como peludo e' regalo", que incluye algunas canciones de Enrique. En 2006 Fernández también grabó un tema en el disco "Aníbal, el del Río de los Pájaros Pintados", primer volumen del proyecto colectivo "Los Cantores de Paysandú".

 

 Cielito del prisionero - Anibal Sampayo con Mario Fernández
(A. Sampayo)
Disco: Patria 1985 - Sondor



Muchos nombres.

Con el tiempo llegó a tocar muy bien los ritmos como la galopa, el sobrepaso, el rasguido doble, la milonga, la canción del litoral y otros populares, que poseen sus propios colores, a veces nada fáciles de lograr. El rasgueo se combina con algunos bordoneos, explica, sobre todo si se está cantando solo, pero en un conjunto "es mejor acompañar nomás, hacer el ritmo...".
Luego diría que "en ese sentido, acá en el litoral, me parece que tengo elementos como para opinar". "A golpear los acompañamientos sí aprendí de todos los genios: de Aníbal, que era muy estudioso de eso, del Pepe Guerra...". Y es que su condición de artista y sus años de mayor actividad le permitieron estar cerca de varios grandes de Uruguay y Argentina. Recuerda que "Carlitos Benavides era un gurisito, cuando nos miraba cantar, allá por los años '60, en Tacuarembó". Allí conoció también a Héctor Numa Moraes. "No existía el dúo Larbanois - Carrero. Carlitas Benavides venía a participar de un concurso que se hacía en Terraza Alubé, que estaba frente a plaza Artigas, donde nosotros estábamos contratados como artistas profesionales. Y venía con el dúo Los Eduardos, que eran Eduardo Larbanois y Eduardo Lagos". Recuerda a Los Trovadores del Yi, a Alfredo Zitarrosa, "con quien hemos compartido escenarios, también", al payador Carlos Molina, al recitador gauchesco Rufino Mario García, "con quien tuvimos también giras", a Los Olimareños, con quienes "desde 1965 anduvimos por todos lados. Cuando venían por la zona, los Costeros' siempre éramos el relleno". En el disco con Sampayo de 1967 grabó junto al maestro de la guitarra Mario Núñez, que integraba las "Cuerdas de Oro". En Buenos aires conoció a los Tucu Tucu, a Los Fronterizos, a Horacio Guarany... "Si habré conocido gente, gente que después tuvo que irse, que fueron los puntales de aquella época...". Entonces se consideraba a todos parte de una corriente de folclore. "Después, cuando cayó toda esa gente, se les ocurrió ponerle 'canto popular'".

*Fuente: Revista “Quinto Día”
Diario “El Telégrafo” Paysandú – Uruguay.






Los pájaros de mi cielo - Mario Fernández
(Enrique Fernández - Mario Fernández)

No hay comentarios:

Publicar un comentario