martes, 24 de septiembre de 2013

Una calle de Montevideo “donde da gusto vivir” (por Ricardo Carrere)

*Ricardo Carrere
Biodiversidad a escala urbana

El 9 de junio no es una fecha cualquiera. Se trata nada menos que del día en que Uruguay se consagró por primera vez campeón olímpico de fútbol en el estadio Colombes de París en el año 1924.
La calle 9 de junio, que recuerda esa fecha y que nace en la Plaza de los Olímpicos en Malvín, tampoco es una calle cualquiera. Allí tuvo lugar hace unos cuantos años una revuelta pacífica y silenciosa contra la visión monocultural de los encargados del arbolado de Montevideo, que la habían plantado –como es su costumbre- con una sola especie de árbol, en este caso el paraíso. Frente a lo que consideraron un enfoque monótono, un grupo de vecinos, encabezados por Salvador Mérola, decidieron adornar la calle con una gran diversidad de especies, contrariando así todas las normas establecidas en la materia. Los propios vecinos se organizaron para conseguir las plantas y construyeron canteros más amplios para dar cabida a la gran variedad de árboles, arbustos, trepadoras y otras especies que fueron estableciendo en la cuadra.

De acuerdo con una vecina entrevistada (la arquitecta Rosa Troncoso), “todos los vecinos participaron”, aunque aclara que los más activos fueron Salvador Mérola y Germán Fassler. Dice que “no se compró casi nada” y que solo recuerda la compra del castaño y de los gingkos. Las especies por ellos plantadas crecieron y el resultado está hoy a la vista en todo su esplendor: se trata del arbolado más diverso y hermoso de la ciudad, con más de 30 especies de árboles y arbustos en apenas una cuadra. Para quienes quieran aprender a reconocer dichas especies, en el anexo se incluye un recorrido para su reconocimiento.


Pero más allá del tema de la belleza, el enfoque encarado por los vecinos ofrece además una gran ventaja práctica frente a la política oficial del arbolado homogéneo con una sola especie: la resistencia a las plagas.
De acuerdo con la Arq. Troncoso, todos los paraísos de la calle (plantados por la Intendencia) están atacados por el taladro, lo que pone su futuro en cuestión. Sin embargo, la gran diversidad de especies plantadas en la calle asegura la resistencia del conjunto frente al ataque de una plaga que afecte a uno de sus componentes (en este caso, el paraíso). En este sentido, cabe traer a colación lo ocurrido hace pocos años en la calle Guaná. Durante años, dicha calle estuvo cubierta por enormes olmos, cuyas copas formaban una especie de túnel de un frescor extraordinario en los calurosos días del verano. Sin embargo, casi la totalidad de los árboles fueron afectados por un insecto primero y por un hongo después, que los fueron matando hasta hacerlos desaparecer. La fresca calle se convirtió de pronto en un horno y lo seguirá siendo hasta tanto no crezcan lo suficiente los árboles de la nueva –también única- especie que sustituye a los olmos: la uva del Japón (Hovenia dulcis). Otra ventaja del enfoque multiespecífico adoptado por los vecinos, es la convivencia entre especies de hoja caduca y permanente. La caída de las hojas de las especies de hoja caduca permite que el sol penetre y caliente más en invierno, en tanto que las especies que conservan sus hojas todo el año adornan con sus verdes los grises días del invierno. Al mismo tiempo, el ejemplo de esta calle, que contiene algunas especies de valor comestible (guayabo, pitanga, castaño, palto) también sirve para repensar el tema de la elección de especies del ornato público con un posible enfoque de “paisaje comestible”, donde los vecinos puedan abastecerse de alimentos (higuera, guaviyú, níspero, pino piñonero, arazá, nogal, etc.).
La revuelta silenciosa y pacífica de la calle 9 de Junio, llevada a cabo dos o tres décadas atrás, es un ejemplo en materia de iniciativa participativa de los vecinos, que transformaron su calle, con su propia imaginación y esfuerzo, “en un jardín donde da gusto vivir”, tal como reza la placa colocada en la pared de la primera casa de la calle en homenaje a Don Salvador Mérola.



Anexo: Recorrido para reconocimiento de especies:

Comenzando por la acera Este de la calle 9 de junio a partir de la Plaza de los Olímpicos, se encuentra un tilo. Dado que éste es el inicio del recorrido, es importante identificar bien a este árbol, que tiene hojas grandes, color verde brillante y de forma acorazonada. La base de la hoja, contra el pecíolo, no es simétrica, siendo un lado más largo que el otro.


El tilo es seguido por un ciruelo de jardín y a continuación aparece la primera especie indígena, el guayabo del país, reconocible por el envés plateado de sus hojas. El guayabo es seguido por una encina y por una drácena, que está buscando desesperadamente la luz.
Seguidamente se encuentra otro tilo, el primer Gingko biloba y dos cipreses calvos, llamados así porque pierden las hojas en invierno. Luego aparece una especie de arce de hojas con envés plateado (Acer saccharinum), bajo el cual se encuentra un laurel rosa.
Enseguida hay otro ciprés calvo, una drácena y el liquidambar, famoso por la coloración rojiza que adquiere su follaje en el otoño. El mismo es seguido por el laurel (utilizado para aderezar comidas) y luego aparece un árbol indígena conocido bajo tres nombres diferentes: Francisco Álvarez o Azota caballo o Caaobetí.


Se trata de uno de los árboles más corpulentos de nuestra flora, con diámetros que pueden alcanzar más de un metro y que casi no ha sido plantado en Montevideo. Quizá este ejemplo, aportado por los vecinos de esta calle, sirva como aliciente para que la Intendencia lo incorpore como especie viable para el arbolado urbano, ya que además tanto sus hojas como sus flores resultan muy decorativas.
Luego de un nuevo tilo, se encuentra el único castaño de la calle, de frutos comestibles, seguido por otro gingko y por la pitanga, especie indígena también de frutos comestibles, que en el caso de este arbolito podemos asegurar que tiene frutos exquisitos.
A continuación aparece un ciruelo de jardín y un ciprés calvo y luego otra especie indígena: la pezuña de vaca. En este caso, el árbol se ha visto forzado a crecer a gran altura para alcanzar la luz, por lo que sus grandes y vistosas flores blancas solo pueden ser disfrutadas por los vecinos con casas de dos plantas.
Antes de llegar a la esquina de la calle Velsen, donde termina este "jardín callejero", se encuentra un ejemplar de cada una de las siguientes especies: drácena, paraíso, azarero (Pittosporum tobira), paraíso, ciprés calvo y paraíso.

Cabe destacar que el primer paraíso se encuentra enteramente cubierto por una trepadora (llamada "trompeta") y que también cuenta con otra hermosa trepadora epífita.



Cruzando la calle a la vereda opuesta, frente al número 1461 se encuentra un palo borracho, seguido (en dirección a la Plaza) por un laurel rosa, paraíso, fresno, tilo y jacarandá. Cabe aclarar que esta última especie, de hermosa floración violácea, no es indígena de Uruguay.
Luego de otro paraíso aparecen dos enormes árboles muy juntos y cuyos troncos están cubiertos por una hiedra, dando la impresión de que se trata de un solo árbol El primero es un kiri en tanto que el segundo es un palo borracho.



El siguiente paraíso es seguido por dos especies indígenas -una anacahuita y un ceibo-intercaladas por un arbolito que para mi frustración no pude reconocer, pero que tiene todo el as pecto de ser otra especie indígena (quizá un molle adaptado a un ambiente sombrío).



La recorrida continúa con un jacarandá, un hibisco, dos paraísos, una drácena y un enorme lapacho, seguido por dos cipreses calvos y un álamo piramidal.
Luego aparece otro arbolito indígena -el plumerillo rojo- en el que llama la atención como sus varios fustes fueron trenzados para convertirlos en uno solo.




Luego de un nuevo tilo, siguen un roble, una enorme palma fénix, un ciruelo de jardín, hibisco, ciprés piramidal, palo borracho y laurel rosa. La recorrida termina con: paraíso, laurel, palto (otro árbol con frutos comestibles) y dos paraísos.
Ricardo Carrere
Enero 2011

sábado, 21 de septiembre de 2013

EL MUNDO SEGUN MONSANTO (Documental)

DOCUMENTAL
Dirigido por: Marie-Monique Robin

Documental que denuncia los efectos negativos que provocan los productos agroquímicos y las semillas transgénicas que comercializa la empresa más grande del mundo del sector.

Hoy Monsanto es el primer semillero de soja, maíz, algodón y productor de agroquímicos del mundo. Quien dice "semilla", dice Monsanto, pero también dice alimentos.

Su agresiva estrategia entrando a los paises más vulnerables y fácilmente manipulables, está creando caos, angustia y destrucción en los pequeños agricultores y campesinos víctimas de estas corporaciones y de sus propios gobiernos.






domingo, 15 de septiembre de 2013

Bolivia crea una ley que considera a la Madre Tierra un sistema viviente

 LA PAZ (EFE) — El presidente de Bolivia, Evo Morales, promulgó este lunes una ley marco que crea la Defensoría de la Madre Tierra, la cual detalla cómo se debe vivir en armonía y equilibrio con la naturaleza, según el mandatario.






En la norma se describe a la Tierra como "sagrada'" y un "sistema viviente dinámico" que debe ser protegido por el Estado.

 La nueva ley considera que la Madre Tierra es “sagrada” y un “sistema viviente dinámico”.

La Ley Marco de la Madre Tierra y Desarrollo Integral crea la Defensoría de la Madre Tierra, la cual tiene la obligación de proteger los derechos de la Tierra, aunque todas las autoridades del Estado deben hacerlo. La ley no aclara cuándo entrará en funciones la Defensoría.

La norma también incluye el concepto de "justicia climática" para reconocer el derecho a reclamar un desarrollo integral del pueblo boliviano y de las personas afectadas por el cambio climático.

Además crea un Fondo Plurinacional de la Madre Tierra y otro de Justicia Climática para conseguir y administrar recursos económicos estatales y extranjeros para impulsar acciones de mitigación del cambio climático.

También establece que las "tierras fiscales serán dotadas, distribuidas y redistribuidas de manera equitativa con prioridad a las mujeres, pueblos indígenas originarios campesinos, comunidades interculturales y afrobolivianas que no las posean".

Se propone la "eliminación de la concentración de la propiedad de la tierra o latifundio y otros componentes de la Madre Tierra en manos de propietarios agrarios.

También establece la regulación y el control de "extranjerización en la propiedad”, así como el acceso y aprovechamiento de los componentes de la Madre Tierra, y Considera que las actividades económicas como la minera y la petrolera se deben encargar en esta ley.

Quienes causen daños de forma accidental o premeditada a la Madre Tierra o sus "sistemas de vida" deben garantizar la rehabilitación de las áreas, al margen de someterse a otras responsabilidades legales.

La nueva ley declara que los delitos relacionados con la Madre Tierra son "imprescriptibles", que no se aplicará en ellos el beneficio de la suspensión condicional de la pena y los reincidentes tendrán sanciones más graves.

Hace dos años, Morales ya promulgó una ley que concede "derechos" a la Madre Tierra o Pachamama como si fuera una persona, entre ellos, el derecho a la vida, a la diversidad, al agua, al aire limpio, al equilibrio, a la restauración y a vivir libre de contaminación.

Bolivia se opuso abiertamente a los acuerdos que se tomaron durante la cumbre climática de las Naciones Unidas  celebrada en Cancún, México, en diciembre del 2010, ya que consideró que no eran contundentes para frenar los daños del cambio climático. Pedía que los países desarrollados se comprometieran a reducir la emisión de gases de efecto invernadero en los países desarrollados en un 50 % antes del 2020.














jueves, 5 de septiembre de 2013

Carta abierta de 800 científicos exigiendo poner fin al “experimento” global de los transgénicos



¿Supiste sobre los 800 científicos que se unieron y exigieron que se ponga fin a la producción de cosechas y productos transgénicos?
¿De científicos que piden a las potencias mundiales re-evaluar el futuro de la agricultura y buscar la sostenibilidad en vez de las ganancias corporativas?

No te sorprendas si no lo supiste, ya que los medios masivos de información no tocan este tema.

Ochocientos científicos sí lo exigieron.

Lo hicieron por primera vez hace más de una década, y lo han ido actualizando a lo largo de los años, añadiendo firmas y fechas de liberación. Las potencias globales no han hecho más que ignorar este llamamiento.

El Institute of Science in Society es una organización de científicos mundiales, sin fines de lucro, dedicados a poner fin a lo que ellos llaman “el peligroso experimento” GMO. En su carta abierta al mundo, han destacado por qué los gobiernos necesitan cesar las cosechas genéticamente manipuladas ahora-antes que los efectos se tornen irreversibles en la salud de las personas y la salud de la Tierra en general.

La Carta Abierta de Científicos del Mundo a Todos los Gobiernos llama a “la suspensión inmediata de toda liberación ambiental de cosechas y productos GM, ya sea comercialmente y en pruebas de campo abierto, por al menos 5 años.”

También llaman a revocar y prohibir las patentes sobre organismos, líneas celulares y seres vivos. Dichas patentes (una especie de versión corporativa de “jugar a ser Dios”), amenazan la seguridad alimentaria, sancionan la bio-piratería de conocimientos indígena y los recursos genéticos, violan derechos y dignidades humanas básicas, comprometen la salud, obstruyen la investigación científica y médica y están en contra del bienestar de los animales.”

Y, como ha detallado Anthony Gucciardi de Natural Society, esto sería una mala noticia para Monsanto, siguiendo la decisión reciente de la Corte Suprema sobre su “derecho” a patentar la vida.

Al principio, luego de su primer borrador, en 1999, la carta contaba con poco más de 300 firmas. Desde eso, ha crecido significativamente. A fecha de hoy, el documento cuenta con más de 800 firmas, las cuales representan 84 países diferentes.

Mientras que Monsanto, la FDA, y distintos entes reguladores nos dicen que no hay nada de qué preocuparse, y que son herramientas seguras para el futuro de la agricultura, un creciente número de prominentes científicos parecen no estar de acuerdo.

Entonces, ¿quién está escuchando?

La carta ha sido presentada a numerosos gobiernos y organizaciones, incluyendo las Naciones Unidas, U.N. Commission on Sustainable Development, la U.N. Convention on Biological Diversity, la World Trade Organization, y sí, también el Congreso de USA.

La carta ha sido compartida en estos lugares, pero parece que nadie está poniendo atención.

El pueblo tiene que escarbar para dar con información como esta. Tenemos que buscar las fuentes dispuestas a cubrirlo, ya que nunca nos enteraríamos de esta carta en las noticias del telediario o alguna agencia gubernamental.
No, los gobiernos quieren que tengamos miedo de lo que ellos quieran que tengamos miedo (“terror” y crimen, por ejemplo), pero con seguridad no quieren que temas por la información y los alimentos que ponen en tu mesa o por los organismos genéticamente manipulados que son financiados con el dinero de tus impuestos.

RESUMEN DE LA CARTA ABIERTA

Nosotros, los científicos firmantes, llamamos a una suspensión inmediata de toda liberación ambiental de cosechas y productos GM, ya sea comercial y/o en pruebas de campo abierto, por al menos 5 años; para que las patentes sobre procesos vivos, organismos, semillas, líneas celulares y genes sean revocadas y prohibidas; y por una investigación pública comprensiva sobre el futuro de la agricultura y la seguridad alimentaria para todos.

Las patentes sobre las formas de vida y procesos vivos debieran ser prohibidas porque amenazan la seguridad alimentaria, sancionan la biopiratería de conocimientos indígenas y recursos genéticos, violan la dignidad y los derechos humanos básicos, comprometen la salud, obstruyen la investigación científica y médica, y están en contra del bienestar de los animales.

Las cosechas GM no ofrecen beneficio alguno a los agricultores o consumidores. En vez de eso, muchos problemas han sido identificados, incluyendo el arrastre de la producción, uso incrementado de herbicidas, desempeño errático y rendimientos económicos pobres para los agricultores. Las cosechas GM también intensifican el monopolio corporativo sobre el alimento, lo que está empujando a agricultores familiares a la destitución, y previniendo el cambio esencial hacia la agricultura sustentable, que puede garantizar la seguridad alimentaria y la salud alrededor del mundo.

Los riesgos de los GMOs a la biodiversidad y la salud humana y animal son ahora reconocidos por fuentes dentro de los Gobiernos de UK y USA. Consecuencias particularmente graves son asociadas con el potencial de la transferencia horizontal de genes. Estos incluyen la propagación de genes marcadores resistentes a antibióticos, que haría intratables las enfermedades infecciosas, la generación de nuevos virus y bacterias que causan enfermedades, y mutaciones dañinas que pueden llevar al cáncer .

En el Protocolo de Bioseguridad de Cartagena, negociado en Montreal en enero del 2000, más de 130 gobiernos se han comprometido a implementar el principio precautorio y asegurar que las legislaciones de bioseguridad a nivel nacional e internacional tomen precedencia por sobre los acuerdos financieros o de comercio de la World Trade Organization.

Estudios sucesivos han documentado la productividad y los beneficios sociales y ambientales de la agricultura sustentable, de bajo insumo y orgánica, tanto en el Norte como el Sur. Ofrecen la única forma práctica de restaurar la tierra agrícola degradada por las prácticas agrícolas convencionales, y empoderar a los pequeños agricultores familiares para combatir la pobreza y el hambre.

Urgimos al Congreso de USA a rechazar las cosechas GM, declararlas riesgosas y contrarias al interés de los agricultores familiares; y de apoyar la investigación y desarrollo de métodos agrícolas sustentables que pueden beneficiar de manera concreta a los pequeños agricultores alrededor del mundo.

Nosotros, los científicos firmantes, llamamos a la inmediata suspensión de toda liberación ambiental de cosechas y productos GM, ya sea comerciales y en pruebas de campo abierto, por al menos 5 años; para que sean revocadas y prohibidas las patentes sobre procesos vivos, organismos, semillas, líneas celulares y genes ; y por una investigación pública exhaustiva sobre el futuro de la agricultura y la seguridad alimentaria para todos.

1. Las patentes sobre las formas de vida y los procesos vivos debieran ser prohibidos ya que amenazan la seguridad alimentaria, sancionan la biopiratería de conocimientos indígenas y los recursos genéticos, violan la dignidad y derechos humanos básicos, comprometen la salud, obstruyen la investigación médica y científica y están en contra del bienestar animal(1). Las formas de vida tales como organismos, semillas, líneas celulares y genes son descubrimientos, y por lo tanto, no son patentables. Las técnicas actuales GM, las cuales explotan los procesos vivos, son poco fiables, incontrolables e impredecibles, y no califican bajo invenciones. Más aun, estas técnicas son inherentemente inseguras, así como muchos organismos y productos GM.

2. Cada vez se vuelve más claro que las cosechas GM actuales no son ni necesarias ni beneficiosas. Son una distracción peligrosa que previene el cambio esencial hacia prácticas agrícolas sustentables que pueden garantizar la seguridad alimentaria y la salud alrededor del mundo.

3. Dos simples características dan cuenta de las casi 40 millones de hectáreas de cosechas GM criadas desde 1992(2). La mayoría (71%) son tolerantes a herbicidas de amplio espectro, con corporaciones manipulando plantas para que sean tolerantes a su propia marca de herbicida, mientras que el resto son manipuladas con toxinas Bt para matar plagas de insectos. Una inspección universitaria de 8200 pruebas de campo de las más amplias cosechas GM criadas, soya tolerante a herbicidas, reveló que la producción es un 6.7% menor, y que requería de dos a cinco veces más de herbicidas que las variedades no- GM(3). Esto ha sido confirmado por el estudio más reciente de la University of Nebraska(4). Oros problemas han sido identificados: desempeño errático, susceptibilidad a enfermedades(5), aborto de frutos(6) y rendimiento económico pobre para los agricultores(7).

4. De acuerdo al programa alimentario de la ONU, hay suficiente alimento para alimentar al mundo, 1.5 veces más. Mientras que la población mundial ha crecido 90% en los últimos 40 años, la cantidad de comida per cápita se ha incrementado en un 25%, sin embargo, 1 billón de personas pasan hambre(8). Un nuevo reporte de la FAO confirma que habrá suficiente o más alimento para suplir las demandas globales, sin tomar en cuenta ninguna mejora en el rendimiento que pueda resultar de las cosechas GM hacia el 2030(9). Es a causa del creciente monopolio corporativo que opera bajo la economía globalizada la razón de que los pobres cada vez son más pobres y hambrientos(10). Los agricultores familiares alrededor del mundo han sido llevados a la destitución y al suicidio, por las mismas razones. Entre 1993 y 1997, el número de predios de tamaño mediano en USA ha caído en 74,440(11), y los agricultores ahora están recibiendo costos de producción por bajo del promedio para sus productos(12). La población agrícola en Francia y Alemania ha caído en un 50% desde 1978(13). En UK, 20.000 puestos de trabajo agrícola se perdieron sólo en el pasado año, y el Primer Ministro ha anunciado un paquete de ayuda de £200millones(14). Cuatro corporaciones controlan el 85% del comercio mundial de cereales hacia finales del 1999(15). Las fusiones y adquisiciones continúan.

5. La nueva patente sobre las semillas intensifican el monopolio corporativo al prevenir que los agricultores guarden y replanten sus semillas, lo cual es aún practicado por la mayoría de los agricultores del Tercer Mundo. Para poder proteger sus patentes, las corporaciones continúan con el desarrollo de tecnologías terminator, lo que significa que las semillas GM cosechadas no germinarán, a pesar de la oposición mundial de agricultores y la sociedad civil en general(16).

6. Christian Aid, una importante organización de caridad que trabaja con el Tercer Mundo, concluyó que las cosechas GM causarán cesantía, exacerbarán la deuda del Tercer Mundo, amenazarán los sistemas agrícolas sustentables y dañarán el ambiente. Predicen hambruna para los países más pobres(17). Los gobiernos africanos han condenado la declaración de Monsanto de que se necesitan a los GMOs para alimentar a los hambrientos del mundo: “Objetamos fuertemente que la imagen de los pobres y hambrientos de nuestros países esté siendo usada por corporaciones multinacionales gigantes para presionar por una tecnología que no es ni segura, amigable con el medio ambiente, o de ningún beneficio económico para nosotros… creemos que destruirá la diversidad, los conocimientos locales y los sistemas de agricultura sustentable que nuestros agricultores han desarrollado por milenios y…socavan nuestra capacidad de alimentarnos a nosotros mismos.(18)” un mensaje del movimiento Campesino de Filipinas a la Organization for Economic Cooperation and Development (OECD) de países industrializados, declara, “La entrada de los GMOs intensificará con seguridad la falta de tierras, el hambre y la injusticia.(19)”

7. Una coalición de grupos de agricultura familiar en USA ha emitido una comprensiva lista de exigencias, incluyendo la prohibición sobre la propiedad de toda forma de vida; suspensión de ventas, liberaciones ambientales y futuras aprobaciones de todas las cosechas y productos GM pendientes a una evaluación independiente y comprensiva de los impactos sociales, ambientales de salud y económicos, y que las corporaciones sean responsables de todos los daños derivados de cosechas y productos GM en ganado, seres humanos y el ambiente(20). También exigen una moratoria de todas las fusiones y adquisiciones corporativas, de la clausura de predios, y que terminen con las políticas que sirven los intereses de los grandes del agro negocio a expensas de los agricultores familiares, contribuyentes y el ambiente(21). Han montado una demanda en contra de Monsanto y otras nueve corporaciones por prácticas monopólicas y por endosar las cosechas GM sobre los agricultores sin estudios de impactos de seguridad y ambientales adecuados(22).

8. Algunos de los riesgos de las cosechas GM son de conocimiento público por los gobiernos de UK y USA. El Ministerio de Agricultura, Acuicultura y Alimentos de UK (MAFF) ha admitido que la transferencia de cosechas GM y el polen más allá de los predios plantados es inevitable(23), y esto ya ha resultado en malezas tolerantes a herbicidas(24). Un reporte interino auspiciado por el Gobierno de UK de pruebas de campo confirmó la hibridación entre parcelas adyacentes de diferentes variedades de raps GM tolerantes a herbicidas, lo que conllevó en híbridos tolerantes a múltiples herbicidas. Además, la colza GM y sus híbridos se encontraron como voluntarios en cosechas subsecuentes de trigo y cebada, los cuales debían ser controlados con herbicidas standard(25). Las pestes de insectos resistentes a la Bt han evolucionad en respuesta a la presencia continua de toxinas en las plantas GM a lo largo de la estación de crecimiento, y la Environment Protection Agency de USA está recomendando a los agricultores que planten hasta aun 40% de cosechas no GM para así crear un refugio para las pestes de insectos no resistentes(26).

9. La amenaza a la biodiversidad de las principales cosechas GM ya comercializadas se está siendo cada vez más clara. Los herbicidas de amplio espectro usados junto a las cosechas GM tolerantes a herbicidas diezman las especies silvestres de plantas indiscriminadamente, también son tóxicos para los animales. El Glufosinato causa malformaciones congénitas en mamíferos(27), y el glifosato está ligado al linfoma no- Hodgkin(28). Las cosechas GM con toxinas Bt matan insectos beneficiosos como abejas(29) y crisopas(30), y se ha encontrado que el polen del maíz Bt es letal para las mariposas (31) así como también para el picaflor golondrina(32). La toxina Bt es exudada desde la raíz de las plantas Bt hacia la rizosfera, en donde es rápidamente descompuesta con las partículas del suelo y se convierte en una protección contra la degradación. Ya que la toxina está presente de una forma activa y no selectiva, las especies objetivas y no objetivas serán afectadas(33), con golpes de efectos sobre las especies que están sobre la tierra.

10. Los productos resultantes de organismos genéticamente manipulados también pueden ser riesgosos. Por ejemplo, un lote de triptófano producido por microorganismos GM fue asociado con al menos 37 muertes y 1500 enfermedades serias(34). La Hormona de Crecimiento Bovino genéticamente manipulada, inyectada a las vacas para que así aumenten su producción de leche, no sólo causa un sufrimiento y enfermedad excesiva par alas vacas, si no que también incrementa el IGF-1 en la leche, la cual está ligada a cáncer de mama y de la próstata en humanos(35). Es vital que el público sea protegido contra todo producto GM, y no sólo aquellos que contengan proteína o ADN transgénico. Esto es porque el proceso mismo de la manipulación genética, al menos de la forma en que se practica actualmente, es inherentemente insegura.

11. Memorandums secretos de la US Food and Drug Administration revelaron que ignoraron las advertencias de sus propios científicos sobre que la ingeniería genética es un nuevo punto de partida y que introduce nuevos riesgos. Más aun, la primera cosecha GM en ser comercializada – el tomate Flavr Savr – no aprobó las pruebas toxicológicas requeridas(36). Desde entonces, no se ha hecho ninguna prueba científica de seguridad hasta que el Dr. Arpad Pusztai y sus colaboradores en UK posaron serias preocupaciones sobre la seguridad de papas GM que estaban investigando. Concluyeron que una parte significativa de los efectos tóxicos puede ser atribuida debido a la “construcción [del gen] o la transformación genética (o ambas)”, usado al fabricar las plantas GM(37).

12. La seguridad de los alimentos GM fue disputada públicamente por el Profesor Bevan Moseley, genetista molecular y actual Director del Working Group on Novel Foods en el Comité Científico de Alimentos de la UE(38). Puso su atención en los efectos imprevistos inherentes a la tecnología, enfatizando que la próxima generación de alimentos GM – los llamados ‘neutraceuticos’ o ‘alimentos funcionales’, tales como el arroz “enriquecido” con vitamina A- posaría incluso más amenazas a la salud debido a la complejidad creciente de las construcciones génicas.

13. La ingeniería genética introduce nuevos genes y nuevas combinaciones de material genético construidas en laboratorio dentro de las cosechas, Ganado y microorganismos(39). Las construcciones artificiales son derivadas del material genético de virus patógenos y otros parásitos, así como también de bacterias y otros organismos, e incluyen el código de genes para la resistencia antibiótica. Las construcciones son diseñadas para desmantelar las barreras entre las especies y para superar los mecanismos que previenen que el material genético foráneo sea insertado dentro de los genomas. La mayoría de ellos nunca han existido en la naturaleza en el curso de billones de años de evolución.

14. Estas construcciones son introducidas dentro de las células por medio de métodos invasivos que llevan a la inserción aleatoria de genes foráneos dentro de los genomas(la totalidad de todo el material genético de una célula u organismo). Esto eleva la posibilidad de efectos impredecibles y aleatorios, incluyendo groseras anormalidades en animales y toxinas y alergénicos inesperados en las cosechas de alimento.

15. Una construcción practicada comúnmente en prácticamente todas las cosechas GM ya comercializadas o bajo pruebas de campo involucra un gen interruptor (promotor) desde el virus mosaico de la coliflor (CaMV) empalmado luego del gen foráneo (transgen) para así hacer que se sobre- exprese continuamente(40). Este promotor CaMV está activo en todas las plantas, en levadura, algas y E. coli. Recientemente hemos descubierto que incluso está activo en huevos de anfibios(41) y extractos de células humanas(42). Posee una estructura modular, y es intercambiable, en parte, o en su totalidad con promotores de otros virus para infectar virus. También posee una “zona caliente de recombinación”, sonde es propenso a quebrarse y unirse a otro material genético(43).

16. Por estas y otras razones, el ADN transgénico- la totalidad de construcciones artificiales transferidas dentro del GMO- pueden ser más inestables y propensos a transferirse nuevamente a especies no relacionadas; potencialmente a todas las especies que interactúen con el GMO(44).

17. La inestabilidad del ADN transgénico en plantas GM es bien conocida(45). Los genes GM son a menudo silenciados, pero también ocurre la pérdida de parte o la totalidad del ADN transgénico, incluso durante generaciones tardías de propagación(46). Estamos concientes de la evidencia no publicada para la estabilidad a largo plazo de insertos GM en términos de estructura o ubicación en el genoma de la planta en cualquiera de las líneas GM ya comercializadas o bajo pruebas de campo.

18. Los riesgos potenciales de la transferencia horizontal de genes GM incluyen la diseminación de genes resistentes a antibióticos en patógenos, la generación de nuevos virus y bacterias que causan enfermedades y mutaciones a raíz de la inserción aleatoria de ADN foráneo, algunos de los cuales pueden llevar a cáncer en células mamíferas(47). La habilidad del promotor CaMV de funcionar en todas las especies, incluyendo la humana, es particularmente relevante para los riesgos potenciales de la transferencia horizontal de genes.

19. La posibilidad de que ADN desnudo o libre sea recogido por células mamíferas es mencionada explícitamente en el borrador de la guía de la US Food and Drug Administration (FDA) para la industria de genes marcadores resistentes a antibióticos(48). Comentando el documento de la FDA, el MAFF notó que el ADN transgénico puede ser transferido no sólo por ingesta, si no que también por contacto con polvo de plantas y polen del aire durante el trabajo agrícola y el procesado de alimentos(49). Esta advertencia es aun más significativa con el reciente reporte de la Jena University en Alemania, donde experimentos de campo indicaron que los genes GM pueden haber sido transferidos vía polen GM dentro de la bacteria y levadura en el intestino de las larvas de abeja(50).

20. El ADN de la planta no se degrada fácilmente durante la mayoría del procesamiento comercial de alimentos(51). Los procedimientos tales como trituración y molienda dejan el ADN del grano mayormente intacto, así como también durante el tratamiento con calor a 90°C. Las plantas puestas en silos mostraron una pequeña degradación del ADN, y un reporte especial de MAFF de UK advierte en contra del uso de plantas o desechos de plantas GM al alimentar animales.

21. La boca humana contiene bacterias que se ha demostrado poseen y expresan ADN desnudo que contiene genes de Resistencia a los antibióticos, y bacteria similar transformable está presente en los tractos respiratorios(52).

22. Se encuentra que los genes marcadores resistentes a antibióticos de plantas GM se transfieren horizontalmente a la bacteria y fungi del suelo en laboratorio(53). Monitoreo de predios reveló que el ADN de la remolacha azucarera GM persiste en el suelo por hasta dos años después de ser plantada la cosechas GM. Y hay evidencia que sugiere que partes del ADN transgénico se han transferido horizontalmente a la bacteria en el suelo(54).

23. Estudios recientes en terapia de genes y ácido nucleico (tanto ADN como ARN) en vacunas dejan muy pocas dudas que los ácidos nucleicos desnudos/libres pueden ser adoptados, y en algunos casos, incorporados dentro del genoma de todas las células mamíferas, incluyendo aquellas de los seres humanos. Los efectos adversos ya se están observando, incluyendo shock tóxico agudo, reacciones inmunológicas tardías y reacciones autoinmunes(55).

24. La British Medical Association, en su reporte interino (publicado en Mayo, 1999), llamo a una moratoria indefinida sobre la liberación de los GMOs hasta que sean efectuados más investigaciones sobre nuevas alergias, la propagación de genes resistentes a antibióticos y los efectos del ADN transgénico.

25. En el Protocolo de Bioseguridad de Cartagena, negociado exitosamente en Montreal en junio del 2000, más de 130 gobiernos han accedido a implementar el principio precautorio, y asegurar que las legislaciones de bioseguridad, tanto nacionales como internacionales tomen precedencia por sobre los acuerdos financieros o de comercio de la WTO. Similarmente, delegados en la Codex Alimentarius Commission Conference en Chiba Japón, Marzo 2000, han acordado preparar rigurosos procedimientos regulatorios para los alimentos GMO que incluyen evaluación de pre- mercado, monitoreo de largo plazo para impactos a la salud, pruebas de estabilidad genética, toxinas, alergénicos y otros efectos involuntarios(56). El Protocolo de Bioseguridad de Cartagena está firmado por 68 Gobiernos en Nairobi en Mayo, 2000.

26. Urgimos a todos los Gobiernos de tomar medidas necesarias de la evidencia substancial sobre amenazas actuales o sospechadas que surgen de la tecnología GM y muchos de sus productos, y de imponer una moratoria inmediata sobre toda liberación futura, incluyendo pruebas a campo abierto, de acuerdo al principio precautorio así como también la ciencia sólida.

27. Estudios sucesivos han documentado la productividad y sustentabilidad de la agricultura familiar en el Tercer Mundo así como también en el Norte(57). La evidencia tanto del Norte como el Sur indica que la agricultura a menor escala es más productiva, más eficiente y contribuye más al desarrollo económico que la agricultura a gran escala. Los pequeños agricultores tienden a ser mejores administradores de los recursos naturales, conservar la biodiversidad y salvaguardar la sustentabilidad de la producción agrícola(58). Cuba respondió a la crisis económica precipitada por el quiebre del Bloque Soviético en 1989 al convertirse de una agricultura de gran escala convencional, monocultivos altos en insumos por una agricultura pequeña orgánica o semi- orgánica, doblando la producción de alimentos con la mitad de los insumos anteriores(59).

28. Un enfoque agroecológico posee una gran promesa para la agricultura sustentable en países en vías de desarrollo, al combinar los conocimientos de la agricultura local y técnicas ajustadas a las condiciones locales con el conocimiento científico occidental contemporáneo(60). El rendimiento se ha doblado y triplicado y aun están incrementando. Un estimado de 12.5 millones de hectáreas en todo el mundo ya son trabajadas exitosamente de esta forma(61). Es ecológicamente racional y accesible para los pequeños agricultores. Recupera la tierra agrícola marginalizada por la agricultura intensiva convencional. Ofrece la única forma práctica de restaurar la tierra agrícola degradada por prácticas agronómicas convencionales. Lo mejor de todo, empoderar a los pequeños agricultores familiares para combatir la pobreza y el hambre.

29. Urgimos a todos los gobiernos a rechazar las cosechas GM sobre la base de que son riesgosas y contrarias al uso sustentable de los recursos. En vez de eso, debieran apoyar la investigación y el desarrollo de métodos agrícolas sustentables que de verdad pueden beneficiar a los agricultores familiares en todo el mundo.

http://www.infosozial.com/2013/08/carta-abierta-de-800-cientificos.html

martes, 27 de agosto de 2013

Tener una semilla es un delito: la nueva dictadura alimentaria.

Por: Dharmadeva
FUENTE: EL ESPECTADOR - COLOMBIA

Hace ya décadas estaba pronosticado que llegaría el momento en que tener una semilla sería un crimen. Parecía ciencia ficción imaginar que un campesino no podría guardar semillas para la próxima cosecha, como lo había venido haciendo por milenios. Sin embargo, es un hecho.



Después de la firma del TLC con los Estados Unidos y de la expedición de normas como la Resolución 970 del ICA, la Policía Nacional, siguiendo las instrucciones de los funcionarios del ramo azuzados por las multinacionales dueñas de las semillas, ha comenzado a maltratar a campesinos y agricultores, a arrojar toneladas de comida al basurero y a penalizar a quienes no sirvan los intereses de los nuevos dictadores de la alimentación. El documental de Victoria Solano en youtube, que me impulsó a escribir esta columna, es una denuncia aterradora. Si el campesino enfrenta el monopolio de las corporaciones y guarda sus semillas «patentadas», se va para la cárcel o paga enormes multas. Estamos en las manos de las multinacionales y de lo que quieran meternos a la boca, a los precios que quieran.

Nuestros dirigentes, ciegos codiciosos, optaron por proteger una docena de semillas extranjeras genéticamente modificadas antes que proteger el patrimonio de miles de semillas que habían sido descubiertas o adaptadas y amadas por siglos en América. Y nunca les contaron a los campesinos que esto les sucedería a menos de un año de la firma del TLC, ni los prepararon para la catástrofe.

Y después pretendemos que haya paz en un país que deja a sus cultivadores en la inopia. Un exembajador con rabo de paja se atreve a decir que «Hay actores que sueñan con una Colombia sujeta a un modelo económico arcaico que impondría restricciones que limitarían severamente el desarrollo agropecuario». Ese modelo “arcaico”, sin embargo, ha logrado en la historia de la agricultura cientos de miles de semillas que los neoliberales querrían convertir en tres o cuatro: maíz de los matones de Monsanto, arroz, algodón y soya de Syngenta o Dupont. Con estas simientes y sus inseparables agrotóxicos, quisieran sembrar sus tierras de la altillanura, como le está pasando a la «República Unida de la Soja» en el Cono Sur. Nunca la humanidad había arrojado al agua y a las tierras tantos venenos juntos, ni deforestado así las selvas en nombre del “desarrollo agropecuario”.

Y esta sacrílega manera de patentar la vida se escuda en la mentira que nos venden de la seguridad alimentaria. Los medios se encargan de seguir diciendo que las nuevas semillas «mejoradas» dan más rendimiento y podrán alimentar a la creciente población del mundo. Pero estudiando la revolución verde vemos que la aseveración es falsa y hay granjas de agroecología que demuestran que rinden más las semillas colectivas logradas a pulso por los conocedores de la tierra y sus frutos en milenios de trabajo con la tierra, que las semillas privadas de los nuevos dictadores. ¡Hay que pelear de nuevo por las semillas libres!

Por: Dharmadeva
FUENTE: www.elespectador.com





 El documental 970 relata la historia de un grupo de campesinos a los que el Gobierno de Colombia le incautó y destruyó 70 toneladas de arroz. En defensa de los intereses de empresas trasnacionales en el marco de Tratado de Libre Comercio entre Colombia y Estados Unidos. Los impactos de la resolución 9.70 en el campo colombiano.


Un documental de VICTORIA SOLANO
Producción: Marco Cartolano y Juan Guillermo Rodriguez Martinez